Columnistas 6/7/12 - Nº 117              

    Acuerdo que no se cumple, no existe

 

Dr.Jorge Larrañaga

Hemos sido grandes promotores del acuerdo educativo. Concebimos a la educación como eje clave para la construcción nacional.

 

Estamos convencidos que la educación es el principal instrumento de desarrollo social.
Dimos por bueno el compromiso del Presidente de la República cuando asumió en su discurso del 1º de marzo de 2010. Promovimos varias instancias hacia una reforma de la matriz educativa.


Nos reunimos con el Presidente por temas de educación el 18 de marzo y 29 de junio de 2010 y el 6 de junio de 2011. Luego llevamos el tema al Parlamento, donde hicimos una presentación en setiembre de 2010 y luego, en 2011 convocamos en régimen de Comisión General al Ministro de Educación y el Consejo Directivo Central.


En la última instancia logramos que se aprobara una declaración del Senado, firmada por todos los partidos, donde se instaba al gobierno de la educación a presentar en un plazo de 45 días una propuesta de cambio. La misma se concretó en diciembre, desencadenando una serie de reuniones en ese mes y en enero de 2012 entre el Presidente y los representantes de los partidos, culminando el 23 de febrero con la firma del acuerdo multipartidario de educación.


Recordemos que este proceso presentó fuertes resistencias internas de la fuerza de gobierno y de los corporativismos. A tal punto resultaron evidentes los obstáculos internos, que previo a la reunión del 23 de febrero, el Presidente emitió un comunicado público en que consignaba su compromiso: “…un compromiso ya efectivo para este Poder Ejecutivo, que orientará a los representantes por él designados en el Consejo Directivo Central de la ANEP a cumplir cabalmente y de buena fe con la esencia de lo convenido y exhortará asimismo a dichos representantes para que adopten la misma actitud para con los miembros por ellos designados en los diferentes Consejos de Educación que forman parte de la ANEP”.


Luego de suscrito, reclamamos en varias instancias el cumplimiento del contenido del acuerdo. En su momento reclamamos el envío del proyecto de ley que le otorgaba el doble voto al presidente del Codicen, propuesta del propio Presidente en una de las reuniones de diciembre de 2011 en la residencia de Suarez y Reyes y que fuera objetada en las primeras horas por el entonces presidente del Frente Amplio Ing. Brovetto.


Todo el proceso ha sido un camino de obstáculos.


El 14 de junio, ante el advenimiento del plazo constitucional para que se remitiera el Mensaje de Rendición de Cuentas y Ejecución Presupuestal, le enviamos al Presidente de la República un documento donde a la vez que reclamábamos el cumplimiento del compromiso asumido, consignábamos hechos concretos de obstrucción e incumplimiento, a saber:


A) en sesión del CODICEN de 24 de abril del 2012 (Acta 21/12) el Consejero Corbo presentó una moción escrita que fijaba una meta concreta de extensión del Pro Mejora para el año 2013. La propuesta fue votada negativamente.


B) el 30 de mayo, el Consejo de Educación Secundaria presentó ante la Junta de Inspectores un proyecto paralelo al Promejora, buscando "maquillar" el incumplimiento.


El gobierno, frente a nuestra insistencia para que el pacto se cumpliera nos contestó por la prensa y con las siguientes afirmaciones:


El 9 de junio, diario EL PAIS, el Director Nacional de Educación Luis Garibaldi responsabilizó a la Oposición de ser la culpable que aún no se haya resuelto la Universidad Tecnológica que se radicará en el interior. "No se alcanzó un acuerdo definitivo porque la Oposición no aceptó las contrapropuestas del Frente Amplio para definir la integración de su órgano de dirección".


Luego, el 18 de junio, en radio MONTECARLO, el Presidente de la República nos respondía:" es fácil hablar cuando no hay responsabilidad con la realidad".


El 21 de junio, en semanario BÚSQUEDA, Garibaldi nos acusaba de buscar "réditos electorales" y que el hecho de embanderarnos con el Promejora "lo perjudicaba".


Finalmente, el 25 de junio, radio EL ESPECTADOR el mandatario dijo que estaba "amargado" y acto seguido se inmiscuye en la interna partidaria, diciendo "el Partido Nacional ya esté en campaña. Ya tiene siete precandidatos, cada cual mostrando su rostro, su perfil. Si se le manda una carta al Presidente no es para que salga en la prensa primero, hay que esperar una respuesta del presidente y hablar. A ellos les interesó más el gesto público que el resultado, el presidente ahora no les puede decir nada”.


Hicimos un largo recuento de hechos para que quede bien claro cuales fueron los motivos que llevaron a este desenlace. Por todo lo antes dicho consideramos que el gobierno ha vaciado de sustancia al Acuerdo Nacional Educativo y ha incumplido los compromisos asumidos el 23 de febrero próximo pasado. Consideramos en tal sentido inexistente el acuerdo.


No obstante, ratificamos nuestro compromiso de lucha por la defensa de la educación pública, que es la de la mayoría de los uruguayos. La verdadera herramienta de justicia social. Sin educación no hay verdadera libertad. En la defensa de la educación del pueblo estaremos, sin caprichos ni histerias.
Pablo Abdala 

 

Boletín  Electrónico de La Democracia digital

Gratuito