Noticias  - 6/7/12 - Nº 117                                                       


EL Partido Nacional acusó a Almagro de mentiroso y exige su renuncia

 

 

El Directorio del Partido Nacional expresó “su más absoluta condena” a la política internacional del gobierno del Frente Amplio, y acusó al canciller Luis Almagro de “mentir a la opinión pública” sobre la posición del país, ante la suspensión de Paraguay como miembro del Mercosur y el posterior ingreso de Venezuela al bloque.
El Partido Nacional, a través de sus principales referentes, reclamó la renuncia de Almagro e impulsa una interpelación -que se realizará en los próximos días- a cargo del senador Sergio Abreu.


El Parlamento paraguayo, por abrumadora mayoría, destituyó al presidente Fernando Lugo por "mal desempeño de sus funciones" tras un juicio político y designó en su lugar al vicepresidente Federico Franco.
Los socios del Mercosur, reunidos en Mendoza, calificaron de “golpe de Estado” la destitución de Lugo y suspendieron a Paraguay como miembro del bloque. Paralelamente, habilitaron el ingreso de Venezuela como socio pleno, algo que no se concretaba –precisamente- por la negativa del Senado paraguayo.
La maniobra provocó una fuerte polémica en todo el Mercosur, principalmente en nuestro país, ya que Almagro había asegurado públicamente que la suspensión de Paraguay no dejaría el camino libre para el ingreso de Venezuela.
Sin embargo, el presidente José Mujica apoyó la medida, tras un encuentro con sus pares Cristina Fernández y Dilma Rousseff.
Almagro, en una entrevista con Radio El Espectador, dijo que "en las actuales circunstancias" Uruguay estaba en contra del ingreso de Venezuela como socio pleno del Mercosur, pese a que Mujica votó.
Además, reconoció que tiene dudas sobre la legalidad de la resolución adoptada por los presidentes del bloque regional.
"Para mí la última palabra no está dicha sobre este tema, debemos actuar con respeto al Tratado de Asunción y a la normativa vigente porque siempre hemos defendido el Mercosur", añadió.
El canciller aclaró que Uruguay optó por no ejercer su poder de veto para no "bloquear a la mayoría". "No era que apoyáramos o no apoyáramos. Es que no vamos a bloquear a la mayoría en este proceso", declaró.
Los dichos de Almagro, repercutieron inmediatamente en Brasil y Argentina, quienes por distintas vías dejaron en claro que Mujica apoyó el ingreso de Venezuela.
La Cancillería argentina emitió un comunicado en el que señala que "el ingreso de Venezuela como miembro pleno del Mercosur fue una decisión unánime de los presidentes de la Argentina, Brasil y Uruguay durante la Cumbre de Mendoza".
En tanto, el asesor presidencial en asuntos internacionales de Dilma Rousseff, Marco Aurelio García, destacó que la decisión fue tomada de forma "unánime" por los países del bloque.
"No ejercimos presión sobre ningún país, porque no es el estilo de la presidenta Dilma Rousseff hacer presión", dijo García, en una nota publicada en el sitio web de la Presidencia de Brasil. "La decisión fue tomada por los tres presidentes; fue una decisión unánime, fue una decisión que reflejó consenso político", añadió.
García incluso indicó que "la decisión de incluir a Venezuela a partir del 31 de julio fue propuesta por el presidente Mujica". "Conversé con él (Mujica) hace poco y confirmó no sólo eso, como que era la posición de Uruguay. De nuestra parte no hubo imposición o presión. Eso no corresponde al estilo de política externa brasileña y menos de la Presidenta", remarcó.

Posición nacionalista

El presidente del Directorio del Partido Nacional, Luis Alberto Heber, destacó que el gobierno “dijo una cosa e hizo otra” y que Almagro “debe renunciar”.
En tanto, el ex presidente Luis Alberto Lacalle, calificó de “acto de patoterismo” la decisión del Mercosur de suspender a Paraguay y habilitar el ingreso de Venezuela.
"Fue una intromisión en el proceso político interno de una nación soberana. No se trata de poca cosa lo que hicieron", dijo Lacalle.
“Creo que un Ministro ante un caso tan grave de imperialismo de izquierda, que ahora sustituye al imperialismo norteamericano, y en virtud que ha tenido una diferencia de criterios tan fuerte, Almagro debería dejar el cargo por ser el mas débil de la organización”, sentenció.
Por su lado, el senador Sergio Abreu, que prepara la interpelación a Almagro, dijo que “ningún Estado puede ejercer paternalismo ni sanciones violatorias de la autodeterminación que esta ejercida plenamente por el Parlamento paraguayo”. "Es un principio del Partido Nacional que han defendido todos los sectores y en especial en el pensamiento de Luis Alberto de Herrera,  la no intervención de los asuntos internos de los Estados”, subrayó.
“Cuando el Parlamento se pronuncia libremente prevalece la opinión del pueblo", agregó el líder de Dignidad Nacional.
A través de las redes sociales, varios legisladores marcaron su posición sobre el tema. Por ejemplo, Ana Lía escribió en twitter: "Da vergüenza que esta gente nos represente en el exterior" y el diputado Javier García, aseguró que "lo de Almagro daba rabia, vergüenza y ahora, sabido lo que confesó, da pena”.
A su vez, Jorge Larrañaga publicó: “Una internacional ideológica aprovecha una situación para avasallar un país y violar el orden jurídico. Si Venezuela ingresa por la ventana al Mercosur, aprovechan do la suspensión del Paraguay, estaríamos ante una grosera violación del Tratado”.

Cruces en el FA

En la interna del Frente Amplio se generaron duros cruces y hubo reproches entre dirigentes, aunque nuevamente cerraron filas y respaldaron al canciller.
El vicepresidente Danilo Astori, dijo al diario El Observador que la decisión adoptada por el Mercosur fue “una herida institucional muy importante, quizás la más grave de los 21 años” del bloque regional.
Astori admitió que “se ignoró” una de sus normas “más importantes”, ya que el ingreso de un miembro pleno debe ser aprobado por todos los Parlamentos.
“Ya no queda ninguna norma importante que no sea violada (…) Uruguay fue con la posición de discrepar con el ingreso de Venezuela por esta vía pero allá las cosas ocurrieron de otra manera. El canciller Almagro sigue pensando lo mismo. Pero la resolución que se tomó fue otra y esperamos que exista la posibilidad de revertirla. Uruguay fue el que propuso la fecha del 31 de julio para tomar la decisión final, así que habrá que ver si hay posibilidades”, concluyó. 
Los dichos de Astori cayeron mal en el sector afín al presidente Mujica, y varios legisladores retrucaron sus dichos.
La senadora Lucía Topolansky dijo al diario El País que Astori se "equivocó" al cuestionar el ingreso de Venezuela al Mercosur y afirmó que debería "respetar" la decisión adoptada por el gobierno uruguayo.
Topolansky reconoció que "preocupa" lo dicho por el vicepresidente pero destacó que “en definitiva es la opinión de uno más".
En tanto, el senador Alberto Couriel apuntó que "la posición de Astori es contraria a la del gobierno, a la del Frente Amplio y a la bancada de senadores del Frente". En referencia a que el Consejo de Ministros, la Mesa Política del FA y los senadores oficialistas dieron su respaldo al canciller y al ingreso de Venezuela al Mercosur.
Por su lado, el ex ministro de Turismo, Héctor Lescano (actualmente ocupando una banca en el Senado) opinó que el entorno de Mujica "no debería molestarse" por la opinión de Astori. "No es una opinión más, sino una opinión institucional del vicepresidente y la opinión del líder de un espacio político importante".
Además, confesó que no acompañó el pedido de interpelación al ministro Almagro, “porque alcanzaban los votos" de la oposición.
Asimismo, el senador Rafael Michelini dijo que comparte el análisis y las consideraciones que hizo Astori.
"Lo que vivió el país en Mendoza no se puede ocultar. El problema fue la forma, el cómo entraba. Lo de Mendoza no dejó contento a nadie", comentó.
Cabe agregar que Larrañaga, enterado de los dichos de Astori, escribió en twitter: “¡Astori cacarea en el boliche y calla en la Comisaria! Se dan vuelta carnero en el aire. ¡Increíble! ¡Ya no sorprende nada !
Luego agregó: “Con la posición de Astori se completó el carnaval de las contradicciones . ¡No tienen límites!”.
Por último, el presidente José Mujica dijo al diario La República que “cuanto más le peguen a Almagro, más lo sueldan al sillón”.
“Yo soy el responsable y no el canciller. Estoy conforme con su desempeño. Actuó muy bien”, sentenció. 

Papelón en Parlasur

Otra “punta” de este tema, fue lo ocurrido en el Parlasur, donde los representantes del Frente Amplio y de Argentina no participaron de la sesión y, por tanto, no hubo quórum para discutir lo ocurrido en Paraguay.
Además, por orden de la cancillería uruguaya, el recinto donde sesiona el Parlasur estuvo cerrado bajo llave, lo que provocó un fuerte altercado con los legisladores de Brasil. Finalmente, se habilitó el lugar y los legisladores de Brasil, Paraguay y de la oposición uruguaya pudieron ingresar a sala, aunque no pudieron sesionar.
También se comunicó, a través de una misiva remitida por Argentina, que los legisladores paraguayos estaban inhabilitados para participar de la sesión, ya que la suspensión al Paraguay -adoptada por el Mercosur- los dejaba al margen.
El diputado Gustavo Borsari difundió un comunicado donde señala: “Aquí, en nuestro país, en nuestra patria, no vamos a permitir que se le impida el ingreso a ningún legislador. No vamos a permitir que se le impida hablar a nadie. Aquí, en Uruguay, tierra de libertad, vamos a garantizarle a los parlamentarios de Paraguay todos sus derechos.
Lamento profundamente que la ausencia de todos los parlamentarios del MERCOSUR de Argentina haya impedido la formación del quórum exigido para sesionar. Lamento que los parlamentarios de Argentina sean funcionales a su Cancillería y a su Presidente de la República. Pero digo claramente, la Presidente Cristina Fernández de Kirchner podrá mandar a sus parlamentarios, pero acá, en nuestro país, no va a mandar trancar la puerta de un parlamento libre e independiente como lo es el PARLASUR!”.
Luego agregó: “Lamento también profundamente que los parlamentarios uruguayos del PARLASUR que responden al gobierno del Frente Amplio y estando a 10 pasos de esta Sala, no hayan comparecido a la Sesión, seguramente por orden de la Cancillería. Esta jornada, junto con la de Mendoza, es una página negra en la historia de nuestro país. Se ha querido dar un golpe por parte de los poderes ejecutivos al Parlamento del Mercosur”.

Para Vázquez ingreso de Venezuela “se dio dentro de los institucional”


El ex presidente Tabaré Vázquez apoyó el ingreso de Venezuela al Mercosur, en clara oposición al pensamiento del vicepresidente Danilo Astori y del canciller Luis Almagro.
"Se dio dentro de lo institucional, así que está bien, es una oportunidad que se aprovechó porque institucionalmente está permitido", argumentó Vázquez.
Dijo también que “hace tiempo” el Mercosur quería autorizar el ingreso de Venezuela.
El líder de Alianza Nacional, Jorge Larrañaga, comentó en las redes sociales: “El Dr. Tabaré Vázquez acepta que le hagan a Paraguay, lo que nos hicieron a nosotros desde Argentina: puentes cortados. ¡Coherencia!”
Luego agregó: “La falta de seriedad es una constante en el gobierno del FA. Mujica y Vázquez en una posición. Astori y Almagro en otra. El país en el medio”.
 


Nacionalistas en Cumbre de Mendoza

cuestionaron discurso de Almagro


La Cumbre del Mercosur, celebrada en Mendoza, contó con la presencia de legisladores blancos, quienes rechazaron la exposición del canciller Luis Almagro, quien opinó que el juicio político a Fernando Lugo no contó con "las garantías esenciales del debido proceso" y que fue realizado bajo características de un "juicio sumario".
El diputado Daniel Peña expresó que “los calificativos y el errático accionar del gobierno uruguayo resultan inquietantes, incomprensibles y peligrosos y sólo se pueden fundar en el desprecio a la libre determinación de una nación y a un mecanismo de reacción ideológica intolerante, que es tan atrevida que ya no respeta fronteras”.
“Al hermano país de Paraguay lo estamos subordinando con prepotencia. Estamos desairando a su pueblo y a sus gobernantes mediante procedimientos que no sólo representan una injerencia en los asuntos internos,  sino que además colisionan contra las potestades que derivan de la constitución paraguaya. En síntesis, insólitamente nos hemos cohesionado para articular un sometimiento contra un país, erosionando las normas que vertebran y consagran el ejercicio de “su” democracia”, agregó el diputado.
En tanto, su par Gustavo Borsari, quien también participó de la cumbre, expresó su "total desacuerdo y rechazo” a las palabras del Canciller uruguayo.
“Nos parece mentira haber escuchado de boca de un compatriota la actitud paternalista e intervencionista en los asuntos internos del Paraguay. No ha habido allí ni golpe de Estado ni quiebre institucional. Nos podrá gustar más o menos los mecanismos utilizados en dicho país, pero ellos estuvieron sujetos a la Constitución y la ley. El Vicepresidente del Paraguay tiene total legitimidad, desde que fue electo junto con Lugo. Y el Parlamento, tanto Diputados como Senado, se pronunciaron casi por unanimidad en favor del juicio político. De qué golpe de estado se puede estar hablando", preguntó Borsari.
Por último, el presidente guaraní, Federico Franco, ante la decisión del Mercosur de suspender a su país, leyó un mensaje donde deploró las “vejatorias sanciones dictadas en abierta violación de los tratados vigentes y sin concedernos el derecho a la defensa”. “Ninguna fuerza extranjera nos apartará de este rumbo", enfatizó Franco.
Calificó de "injusta y desproporcionada la reacción de los países vecinos que se excedieron en sus facultades y se declaró apoyado "por los seis y medio millones de paraguayos y los tres millones que viven fuera del país".
Por último, reiteró que su gobierno rechaza la acusación de que en Paraguay se haya producido una ruptura del orden constitucional. "No se compadece con la realidad", concluyó.

 

“Vergonzante e ignominiosa”

 


La Corriente de Acción Renovadora, liderada por el diputado Pablo Abdala, emitió una declaración donde califica de “vergonzante e ignominiosa” la decisión del gobierno del Frente Amplio, de habilitar el ingreso de Venezuela al Mercosur.
La declaración expresa que la resolución del bloque, apoyada por el presidente José Mujica, “compromete la soberanía y sitúa al país en una posición de servilismo”.
Dice, además, que Mujica “no hizo honor a su condición de jefe de Estado, pues no estuvo a la altura de la representación que inviste y, lejos de privilegiar el interés nacional, terminó colaborando con intereses ajenos”.
Por último, reclama la renuncia del Ministro de Relaciones Exteriores, Luis Almagro.



Canciller venezolano promovió golpe en Paraguay



En medio de la polémica por la suspensión de Paraguay del Mercosur, el gobierno guaraní denunció que el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, se reunió con jefes militares en Asunción para instigarlos a dar un golpe de Estado contra el presidente Federico Franco.
La ministra de Defensa, María Liz García, presentó un vídeo de una reunión de Maduro con jefes militares paraguayos.
La filmación se realizó a través del circuito cerrado del Palacio de Gobierno y la reunión, según la ministra, tuvo lugar en el Gabinete Militar de la Presidencia en la tarde del 22 de junio, cuando el Senado sometía a Lugo a juicio político por "mal desempeño de funciones".
 

  

Suscríbete al Boletín  Electrónico quincenal de

La Democracia digital

Gratuito


 

=La Democracia= Digital

www.lademocracia.info

 

Director

Dr. Jorge Bartesaghi

 

Editor

Aníbal Steffen

 


Síganos en Facebook