Noticias  - 17/8/12 - Nº 120                                                       


El juez tiene 48 horas para decidir sobre la viabilidad de la denuncia contra los tupamaros “por crímenes de guerra”

 

Huidobro, Topolansky, Zabalza

y otros dirigentes del MLN

son citados en la causa penal

por la “Toma de Pando”

 

 

 

En la operación guerrillera de 1969 los Tupamaros asesinaron a un civil cuyo hijo –Diego Burgueño-, inició ayer la acción penal

 

El hijo del ciudadano civil asesinado por los Tupamaros durante la “Toma de Pando” (8 de octubre de 1969) inició acción penal por crímenes de guerra contra los responsables de aquella acción guerrillera en la que habrían intervenido primerísimas personalidades del actual gobierno frenteamplista.

Diego Mauricio Burgueño Rebufello se presentó ayer, jueves 16 de agosto, en el Juzgado Penal de Pando, para formular cargos formales contra “los partícipes, ideólogos y demás involucrados del MLN en los sucesos” que incluyeron el “homicidio intencional” de Carlos Burgueño, padre del denunciante, “toma de rehenes” y otros gravísimos delitos, para los cuales el código penal prevé hasta 30 años de prisión.

 

El denunciante invoca además, tratados internacionales integrados a la legislación uruguaya, por los cuales los “crímenes de guerra” enumerados en la presentación, “son imprescriptibles” y “no podrán declararse extinguidos por indulto, amnistía, gracia ni por ningún otro instituto de clemencia soberana o similar, que en los hechos impida el juzgamiento de los sospechosos o el efectivo cumplimiento de la pena por los condenados”.

 

El argumento jurídico se apoya fundamentalmente en lo establecido por la Ley No. 18.026 de 25/9/ 2006 (Cooperación con la Corte Penal Internacional en materia de lucha contra el genocidio, los crímenes de guerra y de lesa humanidad).

 

Burgueño solicita al juez penal de Pando Gerardo Nuñez que sean citados los siguientes integrantes del MLN de la época: Eleuterio Fernández Huidobro (actual Ministro de Defensa Nacional), Lucía Topolansky (esposa del Presidente de la República y primera senadora del Frente Amplio), Jorge Zabalza Waksman (cuyo hermano cayó muerto durante el operativo), Ruben Garcia Bianchimano, Yamandú Rodríguez Olariaga, Conrado Fernández Caveles, Elbio Cardozo Rodríguez. Élida Baldomir Cohelho, y José Emilio Cuttel, quienes habrían tenido diferentes grados de participación en los episodios que derivaron en la muerte, entre otros, de Carlos Burgueño, padre del denunciante, ciudadano totalmente ajeno a los hechos violentos que se estaban desarrollando.

 

También pide que se reciba la información testimonial del policía (hoy retirado) a quién iban dirigidos los disparos de los tupamaros, uno de los cuales impactó en Carlos Burgueño. El citado policía retirado aceptó voluntariamente proporcionar a la justicia su crucial testimonio.

En la llamada “Toma de Pando”, además de perder la vida el ciudadano civil -y ajeno a los hechos- Carlos Burgueño, fueron abatidos tres guerrilleros (los jóvenes estudiantes Ricardo Zabalza, Alfredo Cultelli y Jorge Salerno); un policía resultó herido en el abdomen (el sargento de Radiopatrulla Enrique Fernández Díaz) y falleció después de 11 días de agonía, dejando dos hijos de 11 y 16 años); y finalmente otro policía (el Guardia de Metropolitana, policía, Ruben Zambrano) fue asesinado por los tupamaros un mes más tarde, en represalia por su actuación durante los sucesos de Pando.

Las razones de Burgueño 

Diego Burgueño consultado por La Democracia sobre las razones para iniciar la acción penal a más de cuatro décadas del asesinato de su padre, respondió: “Lo hago en este momento sencillamente porque estamos cansados de tanto manoseo, mentiras y mas aún con las últimas palabras de ministro de defensa en ADM con respecto a este tema insultándonos a nosotros y a nuestros muertos”.

Según Burgueño “Ha quedado claro que la actitud de las víctimas del terrorismo nunca usaron a las mismas, ni para protagonismo, ni políticamente y mucho menos hacer estas acciones solo por el interés económico. Nosotros a pesar de haber quedado la mayoría de estos delitos sin pagar ante la justicia y mucho menos con cárcel, siempre decidimos dar vuelta la página, pero ante tanta mentira y menosprecio dando por hecho que en este país hay muertes de primera y de segunda, tenemos la intención de además de tomar las medidas judiciales necesarias, agruparnos en una plataforma, por eso de que la unión nos dará la fuerza”.

El querellante adelantó además “posibles acciones legales contra el autor del libro “HISTORIA DEL MUNDO Y AMERICA LATINA-URUGUAY" y el CODICEN por aprobar que se tergiverse con total intencionalidad política el comentario de la muerte de mi padre”.

Finalmente Burgueño expresó: “Estos son los hechos, ahora queda en la justicia de este país que hable, esperando que se aplique con la misma vara de imprescriptibilidad por los delitos de lesa humanidad con que se sentenciaron los delitos cometidos por la dictadura”.

Antecedentes:

Entrevista a Diego Burgueño en La Democracia (25 de mayo de 2012)

 

Suscríbete al Boletín  Electrónico quincenal de

La Democracia digital

Gratuito


Síganos en Facebook