Inicio

Editorial

Entrevistas

Columnistas

Información

Contacto

Columnistas  11/4/14 - Nº 154                                            

   

Fernando Patrón

 

 

A los pelotazos

 

 

 

 

Luego de marchas y contramarchas del Ministro del Interior pretendiendo derivar su responsabilidad en la seguridad pública aplicada al fútbol hacia los dirigentes deportivos, la gota que colmó el vaso de violencia fue el desacato y ataque de un conjunto de parciales de Nacional a la Policía en el Estadio Centenario.

Entonces, el Presidente José Mujica anunció que la fuerza policial no prestaría más servicios en el Estadio Centenario, ni en el Parque Central.

Se suspenden los partidos y el Presidente Mujica se reúne con los Presidentes de Nacional y Peñarol, el Presidente de la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol) Sr. Sebastián Bauzá, el Sr. Nelson Gutiérrez representante de la Empresa Tenfield del Sr. Francisco “Paco” Casal y el Sr. Enrique Saravia, Secretario del Sindicato Mutual de jugadores de fútbol.

En consecuencia, renuncia Bauzá que tenía intenciones de licitar los derechos de televisión para el Mundial 2018 en Rusia; ahí la razón de la participación de Gutiérrez en la reunión como representante de Tenfield.

Bauzá, que se había aprovechado del cuarto puesto en el Mundial de Sudáfrica y el Campeonato Sudamericano obtenidos por la Selección de Fútbol, ocupando varias tapas de diarios y revistas y promoviendo que el Entrenador Tabárez permanezca “ligado a la Asociación de cualquier manera adentro o afuera de la cancha”, aparece ahora con la imagen de víctima.

Mujica, convoca a los clubes y el Secretario de la Presidencia Homero Guerrero informa que aquellos se comprometieron a colocar cámaras filmadoras en los escenarios deportivos, votar en su Asamblea el nuevo Código de Disciplina y el Gobierno a cumplir la vigilancia policial en los partidos, por lo que se reinicia el fútbol.

Resta un actor importante: Gustavo Torena, como nexo entre “Paco” Casal (Tenfield), Enrique Saravia (Sindicato Mutual de Jugadores de Fútbol) y Mujica.

Torena, quien da vida a la mascota de Uruguay “el Pato Celeste” y apodado como tal, amigo de Mujica con acceso directo a su despacho en Presidencia, que estuvo preso y tiene antecedentes penales por diferentes delitos; durante la última campaña electoral acompañó a Mujica y al Vicepresidente Danilo Astori en una reunión que mantuvieron con el entonces Presidente de Brasil, Ignacio Lula Da Silva.

Cuando ocurrían los hechos redactados en la nota, se anuncia en los medios de prensa la conformación de una lista MPP/FA compuesta por integrantes del Sindicato Mutual de jugadores de fútbol y carnavaleros promovida por el “Pato Celeste” Torena al que comunicadores sociales habían entrevistado y adulado en reiteradas oportunidades (después nos hablan de valores).

Inmediata e increíblemente, el Vicepresidente Astori se queja en los medios de prensa de la falta de soberanía en el fútbol, reclama que éste debe autogobernarse sin injerencias político-partidarias ni económicas y responsabiliza a “Paco” Casal (Tenfield) de todo. ¿A quién se dirige?

El titular del Poder Ejecutivo que, mediante su ministro respectivo constitucionalmente y en nuestra representación tiene el deber genérico permanente e irrenunciable o "poder deber", de ejercer la seguridad pública, suspende esa obligación y la condiciona a que los dirigentes del fútbol aporten su contribución en identificación y datos de “barras bravas” y a que la Asamblea de Clubes (órgano soberano) vote un nuevo Código de Disciplina."Si no haces esto o aquello, no mando los policías".

Es omisión, chantaje, injerencia y un daño más al Estado de Derecho de lo cual Astori calla.

Olvida los encuentros de negocios Mujica-Casal: en el año 2009 Mujica viajó junto a Casal y Torena para reunirse con el Presidente del Real Madrid en la capital española por invitación del empresario Casal y en mayo del 2011, se reunió en el Restaurant “Pistacho” del Parque Rodó con el Ministro del Interior Eduardo Bonomi, los Presidentes de Nacional y de Peñarol e integrantes de Tenfield, pues a su entender el fútbol debía arreglarse con los derechos de televisión.

Mientras todos nos preguntábamos por la ausencia del Ministro de Turismo y Deporte Héctor Lescano en estas reuniones, Mujica posteriormente lo cesó argumentando que la medida era “para renovar y combatir la burocracia”.

Ha callado y sigue callando cuando su partido (Frente Amplio-FA) desde tiempo atrás utiliza el fútbol en provecho propio(ver “El football manipulado” y “Desde Tabárez a Suárez” en “La Democracia” 8/7/2011 y 4/10/2013 respectivamente) como parcela cultural y campo de batalla para dirimir sus problemas electorales (una prueba de ello es la lista de Torena) beneficiando al candidato frenteamplista Tabaré Vázquez.

Astori, calló mientras se consolidaba lo que ahora critica continuando así la costumbre del Gral. Seregni que -a decir de Wilson- habla cuando no tiene que hablar y cuando tiene que hablar, no habla. Con Tabaré Vázquez mirando el partido desde el Palco Oficial, el FA sigue peloteando a la ciudadanía. ¿Para cuándo el trancazo?
  Fernando Patrón

 

Reciba Gratis el

Boletín  Electrónico de 

La Democracia.

Pídalo aquí


 

 

Síguenos en Facebook